SEGURIDAD

Toluca será la capital del empleo y el crecimiento económico, afirma Melissa Vargas



Melissa Vargas impulsará desde el Ayuntamiento el desarrollo de más y mejores empleos en la capital mexiquense, garantizando a los empresarios e inversionistas cero moches y trámites a la primera, para asentarse en Toluca.

Durante su Gobierno, la candidata de Fuerza y Corazón por Edoméx frenará la corrupción y facilitará los trámites empresariales, para que salgan a la primera (Foto: Especial).

Este jueves, la candidata de Fuerza y Corazón por Edoméx a la Presidencia Municipal de Toluca recorrió tres fábricas, en las que se comprometió con trabajadores y directivos a apoyar el desarrollo industrial del Municipio, con más empleos y mejor pagados, pues los empresarios no serán víctimas de la corrupción.

Dijo que con trámites más ágiles y apoyos a las y los trabajadores, hará de Toluca la capital del empleo y el crecimiento económico.

Además, se comprometió a que las calles que rodean las zonas industriales estarán más iluminadas y tendrán más seguridad.

En la fábrica de libretas Estrella, adelantó a las y los trabajadores que durante su gobierno instalará luminarias y asignará patrullas en la zona; en tanto, en la fábrica de cajas de tráiler Operbus, agregó que la policía estará mejor capacitada, para que lleven a cabo trabajo preventivo y atiendan llamados de apoyo a la primera.

Finalmente, en la fábrica de zapatos Crucero, platicó con directivos y trabajadores sobre la aplicación de tecnologías de última generación y la instalación de operativos permanentes, para que puedan recorrer su camino al trabajo sin miedo.

Melissa Vargas reconoció la labor que las y los toluqueños realizan y se comprometió a ser una presidenta municipal abierta, cercana y comprometida con la clase trabajadora

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK