POLÍTICA

Secretarios de Seguridad, Agua y del Campo se reúnen para atender temas prioritarios






Para procurar el cuidado del agua en la entidad mexiquense debido a la sequía severa que azota a gran parte del país, así como tener un medio ambiente propicio para el desarrollo en el territorio, el secretario de Seguridad del Edomex sostuvo una reunión con el secretario del Agua y la secretaria del Campo.

Se abordaron las temáticas de prevención y cuidado del agua, del medio ambiente, así como las acciones realizadas por la SSEM para llevarlos a cabo (Foto: Especial).

Con el Secretario del Agua, el titular de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), puntualizó continuar con las acciones en conjunto con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en materia de prevención ante la extracción irregular del recurso, actualmente denominada “huachicoleo del agua”, situación que se ha presentado debido a la escasez y de la cual se aprovechan ciertos grupos para lucrar con la venta del líquido vital.

Por otra parte, con la Secretaria del Campo, se puso sobre la mesa el trabajo a realizar en contra de la tala clandestina y los incendios forestales, así como en áreas verdes derivados de la sequía, y los cuales van en aumento por las altas temperaturas, o debido a la provocación por no tener cuidado.

Mediante el reporte de recorridos y operativos realizados por la SSEM, las dependencias establecieron acuerdos y estrategias que puedan garantizar el «Derecho Humano del Agua» y a un medio ambiente adecuado para el bienestar de la ciudadanía mexiquense.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorOfrece Secretaría de la Contraloría taller virtual en materia electoral
Artículo siguienteLogran controlar y sofocar incendio en el cerro de La Teresona


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK