TECNOLOGÍA

Regateo de productos de Domingo de Ramos, reduce el crecimiento de esta actividad






Este domingo se cumple una de las tradiciones religiosas más importante del año con la celebración del domingo de Ramos. 

En el Estado de México más de 2000 mujeres de la delegación San Cristóbal Huichochitlan, se dedican al tejido de figura como cruces, Flores y Cristos que los fieles usan para participar en el evento.

Se trata de abuelas y madres que han heredado la tradición de generación en generación y que comercializan sus productos no sólo en la ciudad de Toluca, sino fundamentalmente en la capital de país.

Las artesanas aseguran que aún cuando la técnica es heredada, los detalles, colores y modificaciones, van generándose con la necesidad de innovar y ganar un espacio propio dentro de la comunidad.

A pesar de la condición adversa que se vivió con la temporada de último año, se ha conseguido retomar las ventas y poder comercializarla en buena parte de la ciudad de México.

El regateo sigue siendo una de las principales limitantes que se han tenido para el crecimiento de esta actividad, donde las piezas pueden comercializarse desde 100 pesos, pero la solicitud de las personas para reducir hasta un 30% el costo si afectando el reconocimiento y valor que se da a piezas que son únicas, tejidas a mano y emblema de la tradición de tejedoras en el Estado de México

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorIncendio en Donato Guerra, deja tres fallecidos


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK