TECNOLOGÍA

Reconocen empresarios a Ricardo Sodi Cuellar, titular del PJEdomex






La Asociación de Empresarios y Ciudadanos de México (ASECEM) otorgó un destacado reconocimiento a Ricardo Sodi Cuellar, titular del Poder Judicial del Estado de México, por su labor colaborativa con el sector empresarial y los logros alcanzados por el máximo tribunal de justicia.

El titular del PJEdomex compartió con integrantes de este sector, los logros alcanzados por el máximo tribunal de justicia. (Foto: Especial)

El galardón, denominado «Reconocimiento a la Justicia Empresarial», fue entregado por Raúl Romero Chaparro, presidente de ASECEM, en un acto que destacó la importancia de la cooperación entre el poder judicial y el sector privado para promover el desarrollo económico y la justicia.

Durante la ceremonia de entrega, Sodi Cuellar compartió algunos de los hitos alcanzados por el Poder Judicial del Estado de México, incluyendo avances significativos en tecnología judicial, la implementación de nuevas salas especializadas y el fortalecimiento de programas de mediación para resolver conflictos de manera pacífica. Destacó el compromiso del tribunal con la innovación y la eficiencia en la administración de justicia, lo que ha contribuido a posicionar a la institución como referente a nivel nacional.

En su discurso, el Magistrado Presidente resaltó la importancia de promover la mediación como alternativa para resolver controversias, reducir la litigiosidad y fomentar una cultura de paz social. Además, destacó la labor del Poder Judicial en la capacitación y certificación de mediadores privados, así como la distribución del Cuadernillo de mediación para brindar herramientas prácticas a la comunidad empresarial y civil.

Raúl Romero Chaparro elogió el compromiso y la colaboración de Ricardo Sodi Cuellar con el sector empresarial, subrayando la importancia de trabajar en equipo para alcanzar objetivos comunes y promover un entorno favorable para la actividad económica y el emprendimiento en el Estado de México.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorLa gira del adiós


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS