POLÍTICA

Impunidad, modelo policiaco y justicia



La organización Impunidad Cero asegura que en el estado de México 94.6 por ciento de los delitos no se denuncian.

Y de los que sí se denuncian, una proporción menor al uno por ciento terminan en una sentencia.

Por lo tanto, la impunidad alcanza tasas del 99 por ciento.

Y en buena medida, esto se debe al actual modelo policiaco y de justicia. Cualquiera que haya sido víctima de un delito, sabe que enfrentar a la burocracia policiaca y judicial es un martirio. Que llegar a una agencia del Ministerio Público y presentar una denuncia es una proeza. Por lo tanto, los delincuentes cuentan con que el aparato administrativo y policiaco juega a su favor.

En principio porque conseguir el auxilio de la policía es una tarea titánica, Cualquiera que haya tenido esa necesidad lo sabe. La respuesta, cuando la hay, es lenta. Y muchas veces, inexistente. Si no lo crees, intenta que se detenga una patrulla para pedir auxilio o simplemente para pedir una indicación.

Así, el modelo no sirve. Luego, la policía de investigación está rebasada. Se denuncia poco, apenas 5 por ciento de los delitos, y con ese poco no hay suficiente personal.

Mucho tiene que cambiar para transformar por completo la impunidad rampante. Empezando por creer, de verdad, que el gobierno es un servicio, y que tiene el poder de servir.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG