POLÍTICA

Autoridades de Ecatepec van contra delincuentes de alta peligrosidad



Autoridades de los tres niveles de gobierno que participan en la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz de Ecatepec, acordaron acciones coordinadas para cumplimentar órdenes de aprehensión vigentes en contra de delincuentes de alta peligrosidad.

El alcalde señaló que se tienen identificados diversos objetivos relacionados con la comisión de delitos de alto impacto como la distribución de drogas al menudeo, extorsiones, homicidios y robo de vehículos.

El presidente municipal Fernando Vilchis Contreras, informó que el objetivo de dichas acciones es combatir los delitos de alto impacto e inhibir los hechos de violencia en el territorio municipal.

En dichas acciones participarán elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de Ecatepec, de la Guardia Nacional, de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Seguridad del Estado de México.

El alcalde señaló que se tienen identificados diversos objetivos relacionados con la comisión de delitos de alto impacto como la distribución de drogas al menudeo, extorsiones, homicidios y robo de vehículos.

Agregó que el siguiente paso para consolidar los avances en materia de seguridad en el municipio, que se han traducido en incidencia delictiva a la baja, es evitar que presuntos delincuentes de alta peligrosidad continúen operando en las calles del municipio, para lo cual es necesaria la suma de esfuerzos entre los diferentes niveles de gobierno.

Vilchis Contreras agregó que la Cruzada Contra la Delincuencia y No Pacto Con Grupos Criminales que empredió el gobierno de Ecatepec, incluye el combate a los grupos criminales que buscan asentarse en el territorio municipal y acabar con la impunidad de presuntos delincuentes.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY