TECNOLOGÍA

Ensayan técnica que podría permitir la concepción de niños con genes de dos hombres



Una nueva tecnología podría permitir pronto que los hombres en relaciones con personas del mismo sexo tengan un hijo genéticamente relacionado con ambos padres, señalan unos investigadores.

Investigadores realizaron un ensayo en ratones con un método que utiliza células de la piel para alterar óvulos que pueden ser fertilizados. ¿Se abren nuevas posibilidades para parejas del mismo sexo?

La tecnología utiliza células de la piel de una persona para alterar la genética de un óvulo donado, informaron los investigadores en la edición del 8 de marzo de la revista Science Advances.

Ese óvulo puede ser fertilizado por un espermatozoide para crear un embrión viable que contenga la genética combinada del donante de piel y el donante de esperma. Esto podría ayudar a las parejas del mismo sexo a tener su propio hijo, así como a las mujeres que no pueden producir óvulos viables debido a su avanzada edad, tratamiento contra el cáncer u otras causas.

“El objetivo es producir óvulos para pacientes que no tienen sus propios óvulos”, dijo el autor principal Shoukhrat Mitalipov, director del Centro de Terapia Celular y Génica de Células Embrionarias de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón.

“La ventaja de nuestra técnica es que evita el largo tiempo de cultivo que se tarda en reprogramar la célula. A lo largo de varios meses, pueden ocurrir muchos cambios genéticos y epigenéticos perjudiciales” (EFE/Ernesto Arias)

Esta es la misma técnica que los investigadores utilizaron en 1996 para clonar una oveja en Escocia llamada Dolly, dijeron los investigadores. En ese caso, los investigadores crearon un clon de uno de los padres, mientras que los investigadores de la OHSU se centraron en crear embriones con genética extraída de ambos padres.

El equipo de OHSU siguió un proceso de tres pasos para hacer esto en experimentos con ratones. Primero despojaron a un óvulo de ratón de su núcleo, luego trasplantaron el núcleo de una célula de piel de ratón al óvulo de ratón. A continuación, hicieron que el núcleo de la célula de la piel implantada descartara la mitad de sus cromosomas, en un proceso similar al que ocurre en las células que se dividen para producir espermatozoides u óvulos maduros.

Finalmente, los investigadores fertilizan el nuevo óvulo con espermatozoides mediante fertilización in vitro, lo que da como resultado un embrión sano con dos juegos de cromosomas donados por igual por dos padres. Este proceso podría resultar una opción más simple que una técnica competidora que otros laboratorios de todo el mundo están probando, en la que las células de la piel se reprograman completamente para convertirse en óvulos o espermatozoides.

“Nos estamos saltando todo ese paso de la reprogramación celular”, señaló en un comunicado de prensa de la OHSU la investigadora, la Dra. Paula Amato, profesora de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la OHSU.

Una nueva tecnología podría permitir pronto que los hombres en relaciones con personas del mismo sexo tengan un hijo genéticamente relacionado con ambos padres, señalan unos investigadores

“La ventaja de nuestra técnica es que evita el largo tiempo de cultivo que se tarda en reprogramar la célula. A lo largo de varios meses, pueden ocurrir muchos cambios genéticos y epigenéticos perjudiciales”.

Sin embargo, los investigadores advierten que pasarán años antes de que esta técnica pueda estar disponible para los humanos. “Esto nos da mucha información”, dijo Amato. “Pero todavía queda mucho trabajo por hacer para comprender cómo se emparejan estos cromosomas y cómo se dividen fielmente para reproducir realmente lo que sucede en la naturaleza”.

Más información: Planned Parenthood ofrece más información sobre la fertilización in vitro.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS JOSS GANDOSS