ENTRETENIMIENTO

CMIC preocupada ante cancelación del programa nacional de conservación de carreteras



La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción lamentó la cancelación del programa nacional de conservación de carreteras, con lo que se deja en indefensión la infraestructura de prácticamente todo el país y se eleva el grado de peligrosidad de circular tanto para los particulares como para el traslado de mercancía.

Garantiza obra trayectos seguros a los más de 600 automovilistas que circulan diariamente por esta vialidad (Foto: Especial).

Se trata de 11 mil millones de pesos que dejarán de ser aplicados y que ponen en grave riesgo de deterioro en la infraestructura de todo el país, la vida de las personas y que además impacta en la competitividad que pueden tener las empresas y el país, en general al no contar con vías de comunicación adecuadas para las diferentes actividades productivas.

El organismo señaló que esta es una condición que se ha venido estableciendo como permanente prácticamente desde el inicio de la administración federal, sin que se tenga conocimiento de qué se están aplicando estos recursos.

Adicional a esto tampoco se tiene un plan adicional para mantener el estado de las carreteras, es decir, no se ha dado a conocer si la cancelación alrededor de 550 procesos licitatorios, será subsanado con acciones de otro tipo, por parte de la Secretaría de infraestructura y comunicaciones..

La CMIC señaló que el mal estado en las carreteras aumenta. Además, los costos en el transporte, reduce la eficiencia logística y disminuye la atracción de inversiones al país, en el caso del estado de México, no se ha dado ningún señalamiento en el cual la autoridad estatal, pudiera atender o subsanar Las implicaciones que está decisión trae consigo.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU