ENTRETENIMIENTO

Detención de 11 personas en corredor Cuautitlán-Huehuetoca por Autoridades de Seguridad






En una acción operativa coordinada entre la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Guardia Nacional (GN), la Secretaría de Seguridad estatal (SSEM) y distintas Policías Municipales, se logró la detención de 11 personas en el corredor Cuautitlán-Huehuetoca. Dos de los arrestados están siendo investigados por su posible implicación en delitos de alto impacto.

Dos de los detenidos son investigados por su probable intervención en delitos de alto impacto. (Foto: Especial)

Esta operación se desarrolló en colonias identificadas como áreas de alta incidencia delictiva en la región. Durante el operativo, se realizó la revisión de mil 100 personas, así como de 980 vehículos y 560 motocicletas que circulaban por la zona.

En total, las autoridades detuvieron a 11 individuos, cinco de ellos por delitos relacionados con narcóticos, tres por operaciones con recursos de procedencia ilícita y uno más por posesión ilegal de armas de fuego. Además, se ejecutaron órdenes de aprehensión contra dos personas por homicidio calificado y desaparición cometida por particulares.

Como parte de las acciones, se logró el decomiso de dos vehículos, narcóticos con un peso total de 3.5 kilogramos, un arma de fuego y tres básculas. También se llevaron a cabo entrevistas con operadores de transporte público para recabar información sobre puntos críticos de robos en carreteras, con el fin de fortalecer la seguridad en la zona.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorIluminan las Torres Bicentenario por el día mundial de las enfermedades raras


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK