POLÍTICA

Banco de semillas de la UNAM lucha contra la extinción de especies nativas del país



Desde un pequeño espacio ubicado en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (FES-I) de la UNAM, un grupo de científicos lucha contra la extinción de especies vegetales silvestres y nativas del país.

El espacio, ubicado en la FES Iztacala, es único en toda América Latina (Foto: Especial).

Se trata del Banco de Semillas, un espacio de conservación que es único en su tipo de toda América Latina, donde existen tres mil 100 especies de plantas nativas, endémicas, silvestres y en peligro de extinción colectadas en 26 estados de la República Mexicana.

El objetivo es resguardar las semillas para que las especies no desaparezcan y que sea viable reintroducirlas en su hábitat natural en caso de que sea necesario para evitar la pérdida de recursos.

Para lograrlo, los guardianes de la biodiversidad mexicana salen una vez al mes a recolectar semillas a las sierras, valles y montañas y garantizan que el material cumpla con los estándares de sanidad, pureza, calidad y viabilidad.

Las semillas son deshidratadas de forma controlada hasta lograr que tengan 15 por ciento de humedad y en esas condiciones se empaquetan y congelan a menos de 20 grados, temperatura que las conservará incluso durante siglos.

“Se tocan después de 10 o 12 años y sólo para evaluarlas. Ello nos da una medida de la viabilidad de la colección, es decir, medimos cuántas semillas conservan su calidad. Si ésta ha bajado hay que regenerarlas, lo cual significa germinarlas para obtener nuevas o, si es una especie que tarda mucho en crecer, salir al campo para recogerla de nuevo”, explica Isela Rodríguez Arévalo, académica de la UNAM y coordinadora de este reservorio.

El Banco de Semillas de la FES-I resguarda entre 12 y 13 por ciento de las especies de plantas que existen en México, las cuales comparte con otras universidades e instituciones nacionales e internacionales que realizan estudios de conservación.

La colección científica está registrada ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y su funcionamiento se rige de acuerdo con las normas propuestas por el Instituto Internacional de Recursos Fitogenéticos (IPGRI) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Genebank Standards.

El reservorio trabaja en colaboración con el Real Jardín Botánico de Kew de Reino Unido, a través del Millennium Seed Bank Project, lo cual garantiza que los procesos de manejo de las colecciones resguardadas están apegados a protocolos internacionales que garantizan la calidad de las muestras.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK