MEDIO AMBIENTE

Transporte público genera el 40% del consumo energético nacional






Actualmente el transporte público es el responsable de generar el 40 por ciento de todo el consumo de energía a nivel nacional, así lo indicaron expertos de la Iniciativa Climática de México (ICM), organización sin fines de lucro integrada por expertos, y dedicada al desarrollo de estudios y análisis de políticas públicas para combatir el cambio climático.

Foto: Manuel Luna

Jorge Villarreal, director de Política Climática de Iniciativa Climática de México, indicó que propusieron la iniciativa «Política Climática: Jurisdicción Estatal y Municipal», con el propósito de examinar las responsabilidades y atribuciones en política climática de los gobiernos estatales y municipales en el contexto del proceso electoral 2024.

Esto al asegurar que es de importancia la acción de los gobiernos estatales y municipales en la promulgación de leyes, planes de desarrollo y políticas relacionadas con el cambio climático.

Destacó la necesidad de que las autoridades de estos dos niveles de gobierno elaboren planes y programas climáticos para mejorar la calidad de vida de las y los ciudadanos y cumplir con los compromisos climáticos internacionales de México.

Agregó que la finalidad de esta campaña es sensibilizar a los votantes en especial a las y los jóvenes para que conozcan y evalúen las propuestas de las y los candidatos a estados y municipios para enfrentar el cambio climático.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorSecretaría de Campo invita a combatir plagas en los cultivos mexiquenses
Artículo siguienteDisminuyen extorsiones en 4.5% en el Edomex


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK