SALUD

TOLUCA CONCLUYE LABOR DE ACOPIO PARA DAMNIFICADOS DE ACAPULCO

• Recibe más de 40 mil artículos diversos
• Durante un mes el gobierno municipal envía ayuda y apoyo a Acapulco
• Más de mil donatarios apoyaron esta noble causa

Toluca, Estado de México, 5 de diciembre de 2023.- El gobierno municipal de Toluca concluyó este martes con las labores del “Centro de Acopio Hermanos Guerrero”, que recibió más de 40 mil productos destinados para personas que resultaron afectadas por el paso del huracán “Otis” en el estado de Guerrero.

El centro estuvo activo por un mes, del 1 de noviembre hasta el 4 de diciembre del año el curso, en una carpa ubicada en la Plaza Fray Andrés de Castro donde se logró recolectar miles de productos no perecederos, de limpieza e higiene personal; así como también el traslado de una planta potabilizadora de agua.

El llamado de la autoridad municipal de Toluca permeó en los corazones de más de mil donatarios, entre ellos la industria privada, organismos gubernamentales, organizaciones civiles y familias toluqueñas, para sumar más de 40 mil provisiones.

Asimismo, se envió maquinaria pesada y camiones de volteo para apoyar en labores de limpieza, que se sumaron a los 130 elementos de policía en dos relevos, 20 de Protección Civil, 10 servidores públicos del Organismo de Agua y Saneamiento, 10 médicos, operadores del equipo de emergencia, personal de Alumbrado y Servicios Públicos, todos ellos dispuestos a ayudar.

La administración municipal de Toluca agradeció a cada uno de los servidores públicos y de las familias toluqueñas que se sumaron a esta causa, apoyar a las personas afectadas por el paso del fenómeno meteorológico, especialmente en el puerto de Acapulco.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK