POLÍTICA

tesoros del estado de México



El tallado de hueso y cuerno en el estado de México es una herencia ancestral que se remonta a la época colonial, donde estas habilidades se utilizaban para crear una amplia gama de artículos utilitarios y decorativos.

Cuenta IIFAEM con 79 maestras artesanas y maestros artesanos dedicados a esta actividad. (Foto: Especial)

En la actualidad, 79 maestras y maestros artesanos se dedican a esta práctica en diversos municipios de la entidad, registrados en el Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México (IIFAEM).

Los talleres de estos artesanos se encuentran dispersos en lugares como San Antonio la Isla, Tianguistenco, Toluca, Tlalmanalco, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán. Félix Mauro Arzate García y Margarita Graciana Morán Gonzaga, de San Antonio la Isla, describen el minucioso proceso de elaboración que implica la selección, limpieza y transformación de la materia prima, ya sea hueso o cuerno.

La destreza y creatividad de estos artesanos dan lugar a una amplia variedad de piezas, desde figuras decorativas hasta elementos utilitarios como percheros y accesorios tradicionales como aretes, collares y pulseras.

La elaboración de estas obras requiere de herramientas especializadas y técnicas precisas, desde caladoras hasta seguetas, cuchillos y maquinaria adaptada para cada etapa del proceso.

El IIFAEM promueve el trabajo de estos artesanos y facilita la adquisición de sus creaciones a través de las Tiendas de Artesanías “Casart”. Además, ofrece la posibilidad de compra en línea a través de plataformas como Mercado Libre, Amazon y mediante la aplicación de WhatsApp al número 722-148-6220.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU SIBAKU