MEDIO AMBIENTE

Sistema Nacional de Cuidados entre los principales retos y pendientes con las mujeres: MVC



La diputada federal Melissa Vargas Camacho informó que a nivel nacional existen varios retos pendientes en torno a las mujeres, uno de ellos es el Sistema Nacional de Cuidados, el cual está relacionado con las actividades que hacen las mujeres principalmente en el hogar, ya que hoy se tiene una población femenina que trabaja independientemente de lo que hacen en el hogar.

Diputada federal Melissa Vargas Camacho (Foto: Manuel Luna).

Sin embargo, no se ha logrado concretar el Sistema que es un mandato de la ONU para los países con pendientes en temas de género y desafortunadamente dijo, el Congreso de La Unión no aprobó presupuesto para el Sistema Nacional de Cuidados, aunado a otros retos.

“Otro de los temas que siguen estando pendientes desafortunadamente es el fortalecimiento de las Comisiones de Búsqueda, de la Comisión contra la Violencia de Género, porque en este sexenio tuvieron una disminución del 25%, en lugar de ir incrementando pues consideramos que ese es un tema urgentísimo el fortalecimiento; hemos pasado de 9 a 11 mujeres asesinadas por feminicidio, entonces, consideramos que no puedes disminuir el presupuesto al contrario, tienes que incrementarlo”.

Aunado ello afirmó, hay un tercer pendiente que tiene que ver con la Red de Refugios, el cual urge fortalecer; en el caso del Estado de México se logró llegar a seis Refugios que están operando, pero a nivel nacional no sucede lo mismo.

Finalmente, en el caso del Valle de Toluca afirmó, el principal reto es el combate a la violencia de género, pues si bien ha habido una contención, no ha habido una disminución, lo cual es la mayor demanda y la mayor queja de las mujeres en la entidad, por lo que se tiene que trabajar entre los tres niveles de gobierno para poder disminuir estos números.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK