POLÍTICA

Secretaría de seguridad previene el robo de hidrocarburo






Con el propósito de reducir los delitos en la entidad, incluyendo el robo de hidrocarburos, la Secretaría de Seguridad (SS), en colaboración con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la Comisión para la Atención del Delito de Homicidio Doloso (CONAHO), la Coordinación Antisecuestro (CONASE), el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y personal de Petróleos Mexicanos (PEMEX), llevó a cabo un operativo en diversos puntos estratégicos para prevenir y contener este ilícito.

Se revisaron un aproximado de 135 unidades y en el marco de estas acciones fue detenida una persona en posesión de un vehículo con reporte de robo. (Foto: Especial)

En una muestra de la cooperación entre los distintos niveles de gobierno, se realizaron labores de investigación e inteligencia. Se dio lugar a la instalación de dispositivos de inspección provisional en las demarcaciones de Huehuetoca, Teoloyucan, Melchor Ocampo, Nextlalpan, Tultepec, Tonanitla, Tecámac y Ecatepec. En el marco de estas acciones, se detuvo a una persona en posesión de un vehículo reportado como robado.

Estas medidas de vigilancia, supervisadas por la Subsecretaria de Policía Estatal, Mtra. Yuriria Torres Páez, resultaron en la revisión de aproximadamente 135 unidades y 488 personas. En las demarcaciones de Melchor Ocampo, Nextlalpan y Tonanitla, la Subsecretaria supervisó personalmente la ejecución de estas acciones, siguiendo instrucciones del Secretario de Seguridad, Mtro. Andrés Andrade Téllez.

Es esencial instar a la ciudadanía a reportar tomas clandestinas o cualquier actividad sospechosa a los números de emergencia. La colaboración ciudadana contribuye a construir una entidad más segura para todos.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorTiene FOEM variedad de lecturas para disfrutar en vacaciones


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK