ENTRETENIMIENTO

Se ganará el Edomex para Xóchitl Gálvez



Esta campaña en el Estado de México, la vamos a ganar para Xóchitl Gálvez, aseguró el candidato al Senado de la República por la coalición Fuerza y Corazón por México, Enrique Vargas del Villar. 

Los números de las encuestas son muy positivos para Fuerza y Corazón por México: Enrique Vargas.

Ante más de mil mujeres procedentes de distintos rincones de la entidad, el abanderado aliancista, aseguró que en las mediciones que todos los días se realizan se registran números muy positivos, por lo que aseguró que el llamado corredor azul será refrendado el triunfo al igual que los Distritos electorales federales.

«Xóchitl es una mujer de esfuerzo y de lucha, que sabe lo que México necesita», expuso Vargas del Villar, quien reiteró que el 2 de junio se va a ganar la Presidencia de la República y el voto de las mujeres será muy importante.

En Huixquilucan, Vargas del Villar afirmó que desde el Senado trabajará de la mano con Xóchitl Gálvez, para proteger a las mujeres. 

Reiteró, que entre sus propuestas está que todas las colegiaturas sean deducibles de impuestos, además de trabajar para reforzar la seguridad con recursos desde la Federación. 

Vargas del Villar insistió en la gran responsabilidad de salir a votar por las y los candidatos de la Coalición Fuerza y Corazón por México y ganar por el futuro del país y sus generaciones. 

Después, el candidato al Senado de la República acompañó a la candidata presidencial Xóchitl Gálvez a otro encuentro con mujeres en Atizapán y un evento masivo en la explanada municipal.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK