EDUCACIÓN

Se acerca el Día de Muertos



Estamos a una semana de que se conmemore el Día de Muertos pero en espacios públicos y privados y algunos hogares, ya son visibles los adornos a base de papel picado en colores predominantemente morado y negro y figuras de calaveras a base de cartón o papel. 

Claramente, no ha faltado quien, en interiores, ponga su altar iniciando con un mantel blanco, comida, velas, agua, sal, copal e incienso, flores, pan de muerto, fotografías, calaveritas de azúcar o de chocolate. Algunas personas suelen colocar bebidas alcohólicas, cajetillas de cigarros y figuras no católicas como la de la Santa Muerte que en su lugar debe estar un crucifijo o rosario.

Por otro lado, se ha hecho presente la famosa catrina de José Guadalupe Posada que suele ocupar un espacio más grande e incluso ser vista en los jardines o terrazas. También no faltan los adornos en las tumbas de los cementerios características por la comida que prefería el difunto y flores de todo tipo. 

El Día de Muertos se divide en dos partes. El 1 de noviembre, conocido como el Día de Todos los Santos, se dedica a los niños que han fallecido, mientras que el 2 de noviembre, llamado el Día de los Muertos, se dedica a los adultos.

La idea de que los difuntos regresan a la tierra a visitar a sus familiares y seres queridos, data de la leyenda del Mictlán, que es el inframundo de las culturas prehispánicas. Es una celebración que traspasa generaciones y un ritual.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK