EDUCACIÓN

Regalo de Reyes



Llegó el día esperado para los niños de la república mexicana que es la venida de Los Reyes Magos que, en el mejor de los casos, les traerán el juguete o regalo que pidieron. La tradición de recibir algo la noche de hoy tiene que ver con el oro, incienso y mirra que le entregaron unos magos de oriente a Jesucristo una vez nacido en el portal de Belén tal cual narran las escrituras bíblicas. Pero el solo hecho de ser niño ya es para consentirlos con juguetes o presentes que les gusten o quieran porque la niñez es jugar, explorar, conocer, aprender y, en general, descubrir el mundo. 

Cuando se es niño la principal responsabilidad es nutrirse del entorno y, por lo mismo, sin preocupaciones de tipo económico o de otra índole, ni de toma de decisiones importantes. Se trata también de estar contentos la mayor parte del día y de tener a su alcance alimentos, medicinas, ropa, afecto, atención y seguridad.

Sin embargo, no hay que dejar de lado que hay niños no creen en Los Reyes Magos debido a sus convicciones religiosas. Hablamos de las otras religiones que existen en el país como los protestantes, los testigos de Jehová, los mormones y quienes no profesan una doctrina. De acuerdo con el INEGI, en su censo de 2020, serían casi cinco millones y medio de niños que no son católicos ni cristianos. Y bueno, lo que se ha hecho en una fecha como hoy para no dejar sin regalo a los menores es hacerlo como un gesto cultural. Así que si tú tienes niños en tu casa no dejes de hacer de esta noche un momento feliz para los pequeños. Los niños se merecen la ilusión de Los Reyes Magos y la emoción de recibir un regalo.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY