DINERO

Ofrece Secretaría de Salud cursos de Lengua de Señas Mexicana a personas con discapacidad auditiva



La Secretaría de Salud que encabeza Macarena Montoya Olvera, favorece la inclusión, el respeto y la comunicación de las personas con discapacidad auditiva, y por ello, ofrece cursos gratuitos de Lengua de Señas Mexicana.

La Lengua de Señas Mexicana forma parte de la comunicación de la comunidad de personas con Discapacidad Auditiva. Personas sordas podrían enfrentar múltiples barreras a lo largo de su vida y educación (Foto: Especial).

A través del Instituto Mexiquense para la Discapacidad (IMEDIS), esta capacitación fortalece la accesibilidad, la equidad social y eliminar barreras de comunicación.

Así lo refieren autoridades de esta dependencia, quienes puntualizan que la enseñanza a personas sordas va desde edades muy tempranas, pero el aprendizaje varía en cada persona.

Las personas con discapacidad auditiva tienen la necesidad de manifestar emociones, necesidades e ideas, por lo que la implementación de este curso favorece la eliminación de las barreras comunicativas.

Los especialistas puntualizan que las personas sordas, en caso de tener limitaciones en el lenguaje, podrían enfrentar múltiples barreras a lo largo de su vida y educación, aunado a la carencia de intérpretes o la poca capacitación a los profesores en esta materia.

Por ello el IMEDIS invita a la población con y sin discapacidad a estar atentos a las próximas convocatorias. Para cualquier duda deberán comunicarse al 722-215-4317 o al correo electrónico discame@edomex.gob.mx.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS ZEUS