TECNOLOGÍA

Obtiene sentencias de condena para dos personas acusadas de secuestro exprés en Toluca



La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) acreditó la intervención de Miguel Ángel Sánchez Martínez y Anette Levario García, en el delito de secuestro exprés, por hechos cometidos en la capital mexiquense, ilícito por el cual les fueron dictadas sentencias de condena.

Privaron de la libertad a una persona, a quien despojaron de dinero y le hurtaron mercancía que transportaba a bordo de una camioneta (Foto: Especial).

Luego de revisar las pruebas recabadas y aportadas por el Agente del Ministerio Público, la Autoridad Judicial dictó condena de 70 años de prisión para Miguel Ángel Sánchez Martínez, quien además deberá pagar multa de 537 mil 720 pesos. En tanto que el Órgano Jurisdiccional emitió sentencia de 50 años de prisión para Anette Levario García y le fue fijada multa de 338 mil 480 pesos.

La indagatoria iniciada por los hechos precisó que el 26 de junio de 2021, los ahora sentenciados interceptaron al conductor de una camioneta, en la comunidad San Andrés Cuexcontitlán, municipio de Toluca.

A bordo de ese vehículo privaron de la libertad a esta persona, la despojaron de sus pertenencias y le hurtaron prendas de vestir que transportaba. La víctima posteriormente fue liberada en el poblado de San Cayetano, de esta demarcación.

Derivado de lo anterior, los hechos fueron denunciados ante el Representante Social, por lo que fue iniciada la indagatoria correspondiente por el delito de secuestro exprés y con el avance en la indagatoria fue posible identificar y detener a los responsables.

Los implicados fueron ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Santiaguito en Almoloya de Juárez, a disposición de la Autoridad Judicial, quien tras proceso legal, les dictó las sentencias de condena respectivas.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK