SALUD

Naucalpan: Más de 1,300 Estudiantes Sumergidos en el ‘Club de Lectura’

En Naucalpan, más de 1,300 estudiantes provenientes de 12 bachilleratos participaron con entusiasmo en la primera etapa del ‘Club de Lectura’. Esta iniciativa, liderada por la alcaldesa Angélica Moya Marín, tiene como objetivo fundamental promover el amor por la lectura entre los jóvenes del municipio.

El programa, diseñado para revitalizar el hábito lector en la era digital, ha sido recibido con gran interés y participación por parte de los estudiantes. Gustavo Parra Sánchez, resaltando la importancia de la lectura, expresó: “La lectura es la ruta del conocimiento”. El Club de Lectura no es simplemente un programa, sino una invitación abierta a explorar nuevos mundos y saberes.

Nohemí Pineda Lira, reconocida escritora y periodista, deslumbró a la audiencia con relatos basados en hechos reales. Abordando temas tan relevantes como la violencia de género y las experiencias de los migrantes, sus historias dejaron una profunda impresión en los participantes.

En el compromiso constante con la educación y bienestar de los jóvenes, Naucalpan celebra el éxito del ‘Club de Lectura’ como el comienzo de un emocionante camino lleno de aprendizaje y crecimiento. Este programa es un testimonio del compromiso de la comunidad hacia la formación integral de la juventud.

La escritora y periodista Nohemí Pineda Lira, fue la encargada de relatar historias basadas en sucesos reales, abordando temas como la violencia de género y las experiencias de los migrantes.

Naucalpan reitera su compromiso con la educación y el bienestar de sus jóvenes. El ‘Club de Lectura’ marca el comienzo de una travesía educativa que busca enriquecer la vida de los estudiantes.

La emoción no se detiene aquí. ¡Prepárate para la próxima etapa del ‘Club de Lectura’! El próximo año, la iniciativa continuará fomentando la pasión por los libros en más escuelas del municipio.


 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK