TECNOLOGÍA

Nación criminal



De las noticias más destacables en la última semana está que México se ubica en el tercer lugar en el mundo con más criminalidad, solo por abajo de Myanmar y Colombia, de acuerdo con el índice internacional de delincuencia de la Iniciativa Global contra el Crimen Organizado.

Y aunque las autoridades federales no quieran reconocerlo por conveniencia, las cifras hablan por sí mismas; tan solo de homicidios ocurren un promedio de 90 al día.

El tráfico de drogas es la causa inmediata y sus disputas territoriales, aunque también se incluye la trata de personas y delitos financieros; igualmente hay feminicidios, secuestros, extorsiones y robos. 

De fondo, la criminalidad proviene del desempleo, la inestabilidad laboral, el escaso nivel de vida, la educación deficiente, la corrupción, la impunidad, el abuso de poder, la ausencia de oportunidades y la exclusión social, etcétera.

La situación conduce a la amenaza de la paz, la estabilidad y el bienestar. La criminalidad ha alcanzado a gran parte de la población y esta tiene miedo de andar en las calles.

Vivimos en una nación criminal y no se ven acciones contundentes que nos hagan salir del hoyo negro en el mediano y largo plazo pues tendrían que empezar con la prevención y persecución de delitos y el cero contubernio de la delincuencia con la autoridades.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY