EDUCACIÓN

Mercurio, el planeta más cercano al Sol, podría albergar vida



Recientemente se descubrió que en Plutón, el planeta enano de los gélidos confines del Sistema Solar, hay glaciares de nitrógeno. Ahora, un equipo de científicos que encontró glaciares de sal en Mercurio, un planeta que, con esto, sube sus probabilidades de ser un mundo con vida.

Un nuevo descubrimiento pone a Mercurio como uno de los planetas con mayores probabilidades de albergar vida en el Sistema Solar (Foto: Especial).

Parece extraño que un planeta como Mercurio, de condiciones tan extremas por su cercanía al Sol, pueda ser uno de los mejores candidatos para encontrar vida. Pero, según los investigadores, los glaciares salinos de ese astro podrían dar las condiciones necesarias para que algunas formas de vida existan.

En parte, la hipótesis viene sustentada por casos similares que se presentan en nuestro planeta, pues en lugares tan inhóspitos, como algunos desiertos, se dan perfectas circunstancias para el florecimiento de la vida microbiana.

“Compuestos salinos específicos de la tierra crean nichos habitables incluso en algunos de los entornos más duros donde se dan, como el árido desierto de Atacama en Chile”, dijo en un comunicado el autor principal de la investigación y científico del instituto de ciencias planetarias (psi por sus siglas en inglés), Alexis Rodríguez”.

Además, si juntamos lo que hace poco se halló en Plutón con lo de Mercurio, queda claro algo más: la glaciación se extiende desde las regiones más calientes del Sistema Solar hasta aquellas más distantes de la estrella.

“Este descubrimiento pionero de los glaciares mercurianos amplía nuestra comprensión de los parámetros ambientales que podrían sustentar la vida. se añade, además, una dimensión vital a nuestra exploración de la astrobiología, también relevante para la posible habitabilidad de exoplanetas similares a mercurio”, añade Rodríguez en un comunicado.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK