EDUCACIÓN

Localizan a reporteros extraviados en Jilotzingo, ingresaron a la zona del incendio forestal






En atención a un llamado de auxilio, elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) localizaron a seis reporteros que se encontraban extraviados en la zona boscosa de Llano Grande.

Los comunicadores estaban en el punto de Llano Grande, para dar cobertura sobre un incendio forestal cuando se perdió el contacto con ellos.

Los comunicadores llegaron al lugar para dar cobertura sobre el incendio que se registra, así como las acciones que se mantienen para sofocarlo; sin embargo, se perdió contacto con ellos.

Para salvaguardar su integridad, ante la falta de comunicación se dio parte a las autoridades, por lo que la Policía Estatal del Edomex desplegó las labores de búsqueda a fin de dar rápidamente con su paradero antes del anochecer.

Luego de diversos recorridos en puntos estratégicos fue posible ubicarlos. Tras ser valorados fueron auxiliados para salir del área y así poder retirarse.

La SSEM exhorta a las personas de los medios de comunicación, así como a la población en general a extremar precauciones y evitar acudir y adentrarse en las zonas de incendios forestales, ya que implica un riesgo para sus vidas y podrían dificultar la operatividad de las autoridades que combaten los siniestros.

Comentarios

comentarios






Artículo anterior¿El ADN humano ha comenzado a evolucionar? Esto dicen los expertos


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK