SALUD

Lee en revista Universitaria: Indispensable erradicar prácticas sexistas en la educación superior

•El comportamiento sexista denota una creencia de inferioridad física, psicológica y moral de las mujeres ante los hombres.

🟢🟡 Toluca, Méx; 03 de enero de 2024. Los comentarios de menosprecio hacia las mujeres y la comunidad LGBT+ son comunes en distintas instituciones educativas de educación superior (IES); son acciones que provocan inseguridad y propician la vulnerabilidad de estos sectores, afirma Araceli Caballero Mingo, Doctora en Psicología y catedrática de la UNAM.

Por ejemplo, “¡Quítate!, ve a hacer otra cosa” es una frase recurrente por parte de los profesores hacia las alumnas, por ello es que da nombre al artículo publicado en la Revista Universitaria (nov-dic. 2023), bajo la autoría de esta especialista.

Afirma que el comportamiento sexista denota una creencia de inferioridad física, psicológica y moral de las mujeres ante los hombres. De ahí la necesidad urgente de erradicar las prácticas sexistas en las universidades.

A través de una encuesta realizada en 2019, concluyó que tanto alumnos como alumnas habían escuchado algún tipo de comentario despectivo en contra de las mujeres, pero se hace poco para confrontar, pues estas expresiones son sutiles. Las denuncias verbales, dice la profesora, suelen ir de la mano de los testimonios que suelen colocarse en tendederos en planteles.

Desde su perspectiva, Caballero Mingo realza la importancia de que las IES lleven a cabo propuestas para resolver la situación, con el fin de mejorar el ambiente y desempeño educativo. Lee el artículo completo en https://revistauniversitaria.uaemex.mx/article/view/22317/16572 y visita https://revistauniversitaria.uaemex.mx/index .

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG GONGSENG