TECNOLOGÍA

Lanza Consejo Editorial del Edomex convocatorias para sus certámenes literarios



El Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal (CEAPE), convoca a las escritoras y los escritores a participar en las diferentes convocatorias que han abierto para reconocer y estimular la creación literaria.

En este 2024, el Certamen Nacional de Literatura “Laura Méndez de Cuenca”, vuelve con las categorías de Cuento, Novela, Novela gráfica y Poesía.

Pueden participar creadoras y creadores mexicanos con un escrito de su autoría de forma individual, a excepción del género de Novela gráfica, donde admite la coautoría del escritor y el ilustrador.

Una convocatoria es para darle promoción y difusión a la literatura escrita en lenguas originarias del Edomex (Foto: Especial).

Con el propósito de crear más públicos y lectores de obras infantiles y juveniles, se abre el VIII Certamen Internacional de Literatura Infantil y Juvenil FOEM 2024, el cual cuenta con las categorías de Cuento infantil y Novela gráfica juvenil, ambas con temática libre.

Las y los participantes interesados tienen que ser mayores de edad, sin importar su nacionalidad. 

Además, la dependencia estatal y el CEAPE abren un nuevo Certamen Literario para darle voz y reconocimiento a las lenguas indígenas originarias del Estado de México: el Certamen Estatal de Literatura en Lenguas Indígenas Raíces Vivas 2024, el cual busca contribuir al desarrollo e incremento del patrimonio lingüístico y cultural. Éste se desarrollará en los géneros de poesía, ensayo literario, cuento y novela. 

El plazo para participar en cualquiera de las tres convocatorias vence el 13 de septiembre de 2024.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK