SEGURIDAD

La oculta violencia intrafamiliar



Uno de los temas que ocurre a puertas cerradas y que tenemos que visibilizar y hacernos responsables es el de la violencia intrafamiliar. Es decir, de los golpes, empujones, patadas, intentos de estrangulamiento, insultos, humillaciones, amenazas, ridiculizaciones, chantajes emocionales y manipulaciones que sucede en hogares propios o tras las paredes de alguien más. Donde gritos como: «no vales nada», «te voy a matar», «me tienes harto o harta» y «tú provocas que te trate así», son algo continuo. 

La violencia intrafamiliar se oculta por diversas razones, como el miedo a represalias, el sentimiento de vergüenza o culpa, la dependencia económica o emocional al agresor, y la falta de apoyo o recursos para buscar ayuda. Además, socialmente persiste la idea del silencio que normaliza o minimiza el problema, dificultando que las víctimas denuncien o busquen ayuda.

Se supone que el hogar es un lugar armónico y seguro para vivir pero este no tiene cabida en todas las personas. Por eso es importante armarse de valor y denunciar la violencia para proteger a las víctimas, detener el abuso, que se castigue a los perpetradores y se acceda a ayuda para sanar y reconstruir vidas. La violencia familiar no se justifica ni puede ser tolerada porque va en contra de los derechos humanos de dignidad y bienestar. Tolerarla solo perpetúa el sufrimiento.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS