TECNOLOGÍA

La figura de Juárez






Ya adentrados en la primavera, hoy se conmemora el natalicio de Benito Juárez García, quien empezó a ser presidente de México el 21 de enero de 1858, hace 166 años. Su nacimiento se festeja desde el 21 de marzo de 1907, cuando el expresidente Porfirio Díaz declaró ese día como feriado nacional gracias al legado de Juárez y contribuciones al país.

Pero en esa línea, ¿qué hizo el oaxaqueño? Pues dictó las Leyes de Reforma, que buscaban separar la iglesia del estado, limitar el poder político y económico de la iglesia católica y expropiar sus propiedades. También hizo que la educación fuera laica y gratuita y México resistiera a la invasión francesa y el imperio de Maximiliano.

Igualmente se le atribuye la modernización del sistema legal y judicial, que garantizaban la igualdad ante la ley y la protección de los derechos individuales. Benito Juárez enfrentó una época en la que hubo conflictos internos  y externos de los que da cuenta la historia enfrentó con determinación y liderazgo. Es catalogado como uno de los mejores presidentes que ha tenido México, si no es que el mejor, y hoy lo recordamos con una frase poco conocida de él pero que hablaba mucho de sus convicciones: “aquel que no espera vencer ya está vencido”.

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorSe mantiene clima caluroso y seco en el valle de Toluca
Artículo siguienteMéxico feliz


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK