SEGURIDAD

La defensa del territorio ante las empresas mineras, la premisa de “La Guardia Blanca”



Salaverna es el nombre del pueblo que está prácticamente desaparecido y cuyo único testigo de su existencia son los restos de lo que un día fue una pequeña comunidad, la cual, fue extinguiéndose con el inicio de operaciones de la mina Peñasquito, ubicada a 12 kilómetros de ese poblado.

Jesús Lemus y Alfredo Valadez son dos de los periodistas que colaboraron en este documental y quienes han investigado las irregularidades bajo las cuales operan las minas como Peñasquito (Foto: Especial).

En ese punto del estado de Zacatecas se encuentra una importante zona de minas, cuyas concesiones han sido otorgadas a empresas nacionales y extranjeras, con el propósito de convertirlas en minas a cielo abierto para lo cual es necesario desaparecer a las poblaciones cercanas, mediante desalojos violentos y amenazas contra los habitantes; actos en los que están inmiscuidos, no sólo las autoridades locales, estatales y federales y las empresas interesadas, sino, incluso, el crimen organizado.

A través de algunos testimonios de los pocos habitantes que se han negado a abandonar sus tierras, así como testimonios de periodistas que han investigado la operación de las empresas mineras y la lucha de defensores del territorio, el cineasta canadiense Julien Elie, muestra en “La guardia blanca” el impacto que ha tenido en las vidas de los habitantes de las comunidades cercanas, así como el daño ambiental ocasionado por la operación de las empresas nacionales y extranjeras involucradas.

Jesús Lemus y Alfredo Valadez son dos de los periodistas que colaboraron en este documental y quienes han investigado las irregularidades bajo las cuales operan las minas como Peñasquito. En entrevista para Así Sucede, Jesús Lemus indicó que las llamadas guardias blancas son grupos del crimen organizado que reciben pago de grandes empresas mineras para mantener el control del entorno y evitar actos de protesta de la población que lucha por la defensa del territorio.

“Esa forma en que las mineras en México trabajan sin ningún rostro y sin ninguna responsabilidad porque la ley lo permite, porque así está justamente el modelo extractivo en México. La ley no te obliga a que ninguna empresa tenga un representante, un responsable social por los actos que comete. Por eso encontramos lo que es justamente la zona del semi desierto zacatecano donde la explotación es brutal. Hay una forma impenetrable de saber quiénes son los responsables, qué se hace dentro de la minera(…)en toda esa región son tres o hasta cuatro anillos de seguridad para poder llegar hasta adentro y por lo que general, el anillo de afuera siempre está vigilado por integrantes del crimen organizado. Lo que se establece en esta película de Julien (Elie) es una realidad brutal que en México no se ha querido reconocer”, explicó Jesús Lemus.

Por su parte, Alfredo Valadez explicó que en “La guardia blanca” se exponen temas como el desplazamiento forzado; la corrupción y la explotación de las empresas transnacionales.

“Julien Elie, con el proyecto de ‘La Guardia Blanca’, rescata, y le agradecemos que se haya acercado a algunos de nosotros como periodistas o como escritores, que haya tomado la voz directa de los defensores del territorio que están realmente solos. Es un milagro que subsistan personas como don Roberto de la Rosa de una forma tan solidaria porque recibe recursos del Estado, no recibe recursos de alguna asociación, y, sin embargo, ellos están ahí exponiéndose. Llevar en ‘La guardia blanca’ la voz de los defensores del territorio es también en memoria de los más de 160 defensores del territorio que han muerto en los últimos años es en México por cuidar el agua, los bosques y este patrimonio que se sigue depredando”, resaltó.

“La guardia blanca” llegará a salas de cine mexicanas el próximo 24 de mayo

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS