SEGURIDAD

La danza, una disciplina que enseña valores humanos: Jasmany Hernández



Este lunes, se celebra el Día Internacional de la Danza; el 29 de abril fue elegido con motivo del natalicio de Jean-Georges Noverre, creador del ballet moderno. El propósito de este día instaurado por el Comité Internacional de la Danza es reconocer a la importancia de la danza como lenguaje universal en las artes cruzando las barreras políticas y culturales.

(Foto: Especial).

 La danza se considera como el lenguaje a través del movimiento corporal. De acuerdo con Jasmany Hernández, director de la Compañía de Danza del Estado de México, la danza es algo inherente al ser humano; destacó que desde la antigüedad hay registros, a través de las pinturas rupestres, de lo que podría considerarse como danzas.

“La danza es algo que forma parte del ideario de la humanidad. La danza clásica, la danza contemporánea y las manifestaciones artísticas que pertenecen a las bellas artes o a las artes escénicas, son el producto y el resultado de la evolución natural que ha tenido esta manifestación artística a lo largo del tiempo”, explicó.

Sobre el panorama de la danza en México, el director de la compañía estatal consideró que nuestro país cuenta con una importante riqueza cultural a través de la danza folclórica y tradicional que ha permitido que México sea considerado como uno de los grandes exponentes de la danza a nivel internacional. Además, recordó que hay bailarines mexicanos que han destacado en la danza.

“México poco a poco se ha ganado un lugar en el mundo de la danza en el área internacional; tenemos hoy por hoy dos figuras que son muy importantes, además de otras y es que siempre hacemos referencia a los dos pilares que representan a nuestro país en el área internacional, estamos hablando de la mexiquense Elisa Carrillo a quien admiramos y agradecemos todo el apoyo que ha dado a la danza en México. En la parte masculina, tenemos a Isaac Hernández, está también Rocío Alemán, una joven bailarina regiomontana que se está abriendo paso en los escenarios de Europa, específicamente en Alemania y otras muchas figuras”.

El director de la Compañía de Danza del Estado de México indicó que un bailarín profesional es como un deportista de alto rendimiento que alcanza la plenitud de su carrera profesional entre los 25 y los 35 años de edad, pues físicamente se encuentran en su punto más álgido y alcanza también una madurez profesional. Después de esa edad, inicia una etapa que físicamente va descendiendo, pero su experiencia permite guiar a las nuevas generaciones desde el otro lado del escenario como maestros; coreógrafos o directores de compañía.

Sobre la danza en el estado de México, Jasmany Hernández dijo que existen diversos espacios que permiten el desarrollo profesional de la danza, destacó el caso de la Escuela de Bellas Artes de Toluca, así como la Escuela de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma del Estado de México. Señaló que, efectivamente, la carrera de un bailarín puede ser efímera. Sin embargo, además de permitir desempeñarse profesionalmente, la danza es carrera que enseña valores humanos, disciplina y constancia, además se conjuga con otras manifestaciones artísticas como la música; la dramaturgia; el canto; convirtiéndola en una carrera muy completa en términos educativos; artísticos; sensoriales y emocionales.

Desde su fundación, en el año 2019, Jasmany Hernández ha sido el director de la Compañía de Danza del Estado de México. Nacido en Matanzas, Cuba, es egresado de la Escuela Nacional de Ballet de Cuba y formó parte del Ballet Nacional de Cuba. En su llegada a México, en 2003, fue bailarín principal del Taller Coreográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México para después integrarse a la Compañía Nacional de Danza. También fue director de la Compañía de Ballet Contemporáneo México City Ballet .

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK