EDUCACIÓN

La ciudad somos los que vivimos en ella, destacan jóvenes universitarios mexiquenses



En el Gobierno de puertas abiertas de Delfina Gómez Álvarez las voces de los jóvenes son muy importantes para mejorar el futuro de las ciudades del Estado de México, por eso, como un esfuerzo de la gestión metropolitana, desde la Secretaría de Desarrollo Urbano e Infraestructura (Sedui), se facilitan espacios para la reflexión creativa de la juventud mexiquense.

En los cortometrajes “Una ciudad para mí” de Josué y “En mis Zapatos” de Axel, Jonathan, Samuel, Forrest y José Arturo, expresan en imagen lo que muchos jóvenes ven, viven y opinan de las metrópolis (Foto: Especial).

Josué Hernández y Axel Enríquez, luego de ganar el primero y segundo lugar, respectivamente, del 6º Festival Universitario de Cortometraje: Miradas de las Ciudades Mexiquenses “Las Mujeres y la Ciudad”, organizado por la Sedui, a través de la Dirección General de Proyectos y Coordinación Metropolitana, comentan cómo viven su ciudad y qué los motivó a pensarla en función de las necesidades de las mujeres.

Hace unos días, durante el XXXI Congreso de la Asociación Nacional de Estudiantes de Ciencias Políticas y Administración Pública, la Gobernadora Delfina Álvarez aseguró que la participación activa de la gente es esencial, pero la de los jóvenes es crucial para abordar diversos desafíos, porque la juventud es sinónimo de ideas nuevas, de innovación, pero también de actividad y de compromiso.

Con sus cortometrajes “Una ciudad para mí”, de Josué, y “En mis zapatos”, de Axel, y sus compañeros Jonathan, Samuel, Forrest y José Arturo, estos jóvenes universitarios le toman la palabra a la Gobernadora Delfina Gómez y comparten lo que observan y viven en las metrópolis del Estado de México.

Josué, ganador del primer lugar del Festival, es un universitario que vive en Naucalpan y forma parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y opina que “la ciudad somos los que vivimos en ella, ¿no? O sea, nosotros somos los que hacemos que se mueva, los que estamos construyéndola, obviamente hay un pacto con las autoridades, pero al final de cuentas las autoridades son representación de nuestros intereses, y si nos interesa que la sociedad mejore, que nuestra ciudad mejore, necesitamos nosotros poner de nuestra parte”.

La transformación y construcción de ciudades amigables y seguras para las mujeres, es un área de oportunidad que incrementará la calidad de vida de todos los mexiquenses, y así lo expresan en sus trabajos.

Axel, estudiante de Comunicación en la Universidad de Ixtlahuaca, asegura que “las ciudades se crean desde la familia, entonces yo creo que es muy importante que desde la familia existan este tipo de valores como la empatía, el respeto para poder generar un entorno mejor para todos en la ciudad”.

En “Una ciudad para mí”, cortometraje realizado con técnica de animación “stop-motion”, Josué cuenta la historia de “una mujer de la ciudad que saliendo del trabajo sufre acoso mientras está en el transporte público. Para que las ciudades fomenten la amabilidad es importante generar cultura, creando una cultura de valores, de respeto a los demás, de colaboración mutua”.

Por su parte, Axel, quien vive en Ixtlahuaca, narra: “nuestro cortometraje habla sobre Luis, un hijo, un alumno, un amigo, el cual se ve envuelto en una serie de problemas en los que él es el protagonista, estos problemas van en relación al cómo una mujer vive su día a día. Básicamente en el cortometraje lo que hace Luis es ponerse en los zapatos de su alter ego, por así decirlo, Luisa”.

Para conocer y disfrutar de la reflexión de estos jóvenes universitarios sobre las ciudades del Estado de México, los cortometrajes están disponibles en la página https://sedui.edomex.gob.mx/ganadores-miradas-ciudades.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS LEOSS