SALUD

ISSEMYM identifica y atiende de manera oportuna trastornos en el neurodesarrollo infantil

• Uno de los trastornos más comunes durante la infancia es el déficit de atención e hiperactividad.

• El TDA debe ser valorado y atendido por profesionales de la salud como se hace en ISSEMYM.

• El Instituto cuenta con un área de Neurología que ofrece tratamientos conjuntos.

TOLUCA, Estado de México.- El Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), a través su Hospital Materno Infantil, atiende alteraciones en el desarrollo neurológico de bebés, niñas, niños y adolescentes.

“Un abordaje temprano permitirá iniciar acciones de neurorrehabilitación oportuna para lograr su máximo potencial, y de esta manera darles la oportunidad de tener una mejor calidad de vida”, afirmó el médico Jorge Ignacio Contreras Bernal, encargado de esta rama de la medicina, que atiende el sistema nervioso.

Indicó que, por ejemplo, en el área de Neurología de este hospital del ISSEMYM, se realizan estudios específicos a los bebés prematuros para identificar lesiones cerebrales y el grado de afectación. “Con ello evaluar su evolución y adaptabilidad al entorno, dándoles puntual seguimiento desde su nacimiento.

De igual manera, en el caso de pacientes de entre cinco a 17 años, se valora que su funcionamiento cerebral coincida entre su edad biológica y la académica; además de su desenvolvimiento personal, familiar y colectivo, para prevenir problemas en el aprendizaje u otros trastornos en su crecimiento.

En el marco de Día Internacional de la Educación y aunado a lo anterior, Contreras Bernal agregó que “uno de los trastornos neurológicos más comunes durante la infancia es el déficit de atención, conocido por sus siglas como TDA, e hiperactividad, donde el 7 por ciento de la población mundial lo padece.

“El TDA ocurre cuando se tiene problemas para prestar atención, controlar conductas impulsivas. Las personas actúan sin pensar el resultado de sus acciones o pueden también ser demasiado activos. Este comportamiento no tiene cura, sin embargo, se puede controlar eficazmente y algunos síntomas pueden mejorar a medida que el niño va creciendo”.

De ahí la importancia de dar oportunamente un manejo psicoeducativo, disciplinario y/o farmacológico.

“Un niño con detección temprana de TDA debe ser valorado por los profesionales de la salud, médicos especialistas que pueden ofrecer al paciente y a su familia un tratamiento conjunto como lo hacemos aquí en ISSEMYM”, precisó.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY NGOKCAY