EDUCACIÓN

Internet, nuevas oportunidades



¿Para qué usas tú internet?, la mayoría de los mexicanos para comunicarnos, seguido de revisar las redes sociales y acceder a plataformas de entretenimiento y de contenidos audiovisuales. Pero la internet tiene muchas más posibilidades. En primer lugar, la red nos brinda acceso instantáneo a una vasta cantidad de información sobre prácticamente cualquier tema imaginable. Desde tutoriales de cocina hasta investigaciones científicas de vanguardia. De otra parte, nos ofrece una amplia gama de plataformas para la expresión personal y la creatividad, a parte de las redes sociales, como son los blogs y espacios de contenido como YouTube y Tik Tok que permiten a los usuarios compartir sus ideas, creaciones artísticas, y experiencias con audiencias globales.

Asimismo, la internet  ha abierto nuevas oportunidades económicas para millones de personas a través del comercio electrónico, el teletrabajo y la creación de negocios en línea. Empezando con vendedores independientes para pasar a grandes corporaciones, la red ofrece un mercado global accesible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que permite a los emprendedores llegar a clientes en todo el mundo y generar ingresos de formas innovadoras y flexibles.

Por cierto, muchos llegamos a confundir internet con la web, internet  es la red física de computadoras interconectadas, mientras que la web es un conjunto de información y recursos accesibles a través de Internet mediante navegadores web.

La internet ha cambiado la forma en que vivimos, trabajamos, nos comunicamos, consumimos información y nos relacionamos; hablamos de comunicación global, acceso a una cantidad inmensa de información, educación y aprendizaje en línea, entretenimiento e innovación en todos los ámbitos.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY