TECNOLOGÍA

Hay descontento en el personal de salud mexiquense por falta de medicamentos



Nada parece difícil cuando se tiene el conocimiento para usar las herramientas, materiales y todo lo necesario para realizar una actividad o un servicio, sin embargo, cuando hay carencia de todo ello, es difícil la labor, y en el sector Salud, los principales afectados son los pacientes, ya que si faltan materiales de curación, hay riesgos de una curación deficiente, y si faltan medicamentos, los pacientes, principalmente los de bajos recursos están a expensas de no realizar correctamente el tratamiento, pero así es la realidad del servicio de salud en el estado de México.

Y hoy, viernes, cansados de esta situación, personal del Instituto de Salud del Estado de México se manifestaron en diversos puntos de la entidad, en las calles aledañas a las Clínicas y Hospitales de primer nivel, donde los médicos de los Centros de Salud de las zonas rurales, también acudieron, ya que si en los Hospitales faltan insumos y medicamentos, las áreas más alejadas de la urbe padecen aún más.

Entre las 10 y 11 de la mañana, después de realizar su registro, salieron a las calles con su armadura blanca y unas cartulinas como escudo, ante la indiferencia de las autoridades de salud, para exigir, les sean suministrados, no solo medicamentos, también insumos y mejores condiciones laborales.

¿Qué puede hacer un médico si en un Centro de Salud Rural, no cuenta con un sanitario digno? ¿Qué puede hacer un paciente si no hay agua? ¿Qué puede hacer una enfermera si no tiene garantías laborales?¿Qué hace el médico y el paciente, si no hay paracetamol, ambroxol, loratadina, penicilina, trimetoprim, insulina, metformina, glibenclamida, enalapril; que son, como dicen los médicos, los medicamentos de batalla y son los que escasean en las unidades?

Si bien, no hubo paro laboral, y los trabajadores sanitarios realizan sus actividades bajo protesta, estas son las incógnitas, la incertidumbre, el panorama y la realidad que vive el sistema de Salud del estado de México.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK