SEGURIDAD

Hay confusión respecto a la paridad de género: Patricia Tovar



De acuerdo con la magistrada Patricia Tovar pescador, presidenta del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM), existe una confusión respecto a la paridad de género, ya que la paridad no es cuando en los espacios de política se da un 50/50, sino que esta es la base, para favorecer a las mujeres.

Patricia Tovar pescador, presidenta del Tribunal Electoral del Estado de México (Foto: Manuel Luna)

“Hay una confusión, me parece lo podríamos interpretar como el hablar de que siempre históricamente las mujeres hemos sido menos en la participación de los hombres, lo que se intenta hacer, es 50/50 que sea la base, no es el techo, es el llamado techo de cristal, porque sobre ese 50, la ideas es que a mujeres que participen más”.

Por lo anterior no es una limitante el que haya por ejemplo 60 por ciento mujeres y 40 por ciento  hombres.

Como ejemplo refirió al propio Tribunal donde, en este momento somos 50/50 pero, recordó que nos falta una magistratura, sin embargo, en la Convocatoria que salió en su momento fue exclusiva para mujeres, es decir que en algún momento el TEEM  se va a conformar por tres mujeres y dos hombres.

Finalmente dijo, que al haber más mujeres que hombres, no significa que no estén cumpliendo con la regla, más mujeres participando que los hombres, porque históricamente las mujeres han tenido menos participación y menos oportunidades.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK