POLÍTICA

GEM deja de informar sobre contaminación en Toluca



En plena temporada de calor y sequía, cuando se dan las condiciones para una concentración de contaminantes más elevada, la Red Automática de Monitoreo Atmosférico del Valle de Toluca fue puesta “en mantenimiento”.

Por tanto, el instrumento de información de la contaminación de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del gobierno estatal, a cargo de Alhely Rubio Arronis, dejó de cumplir su objetivo de informar sobre el estado de la calidad del aire en la zona conurbada de la capital del estado de México.

La página web muestra un mensaje de mantenimiento (Foto: Especial).

Durante las últimas dos semanas, la página web ha mostrado un mensaje en el sentido de que los contenidos fueron modificados debido a la veda electoral: “los contenidos de esta página han sido modificados en cumplimiento a (sic) las disposiciones legales con motivo de las campañas electorales”. En otro momento, indicó que estaba “prohibido” visitar la página y a partir del pasado fin de semana hay un mensaje de que se encuentra en mantenimiento.

En contraste, el gobierno de la Ciudad de México sí da información sobre la calidad del aire. En la página web del Indice Metropolitano de la Calidad del Aire se advierte que se trata de una “»”versión ligera” y hay otra advertencia sobre la veda electoral, en la que se agrega que el sitio tiene “fines exclusivamente informativos y ha sido modificado con motivo del proceso electoral”, sin que eso impida que la información —esencial para la salud— esté disponible.

Lo único que está disponible es el histórico de contaminación. El dato más reciente corresponde al compilado de los meses de enero y febrero de 2024. En ambos meses todos los días se superó el límite de 100 puntos de contaminación. En marzo de 2024, sólo dos días estuvieron dentro de la norma.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK