SEGURIDAD

Firman convenio para brindar capacitación y alternativas de energías sustentables






El Centro Patronal del Estado de México y el Consejo de Profesionales de Energía Fotovoltaica firmaron un convenio de colaboración en materia de capacitación, diagnóstico y servicios a los parques industriales sobre tecnologías de energías fotovoltaicas sustentables y de esta manera disminuir la huella ambiental que se deja a las siguientes generaciones.

Jesús Trigos Rodríguez, Presidente del Centro Patronal del Estado de México refirió que el llamado día cero se encuentra cerca ya que al momento el incremento en la temperatura alcanza 1.5 grados pero se espera que para 2027 la cifra sea mucho más cercana a los 2 grados por lo que se hace indispensable tomar medidas al respecto.

El convenio está orientado a brindar capacitación y alternativas en la adquisición de tecnologías para la generación de energía sustentable tanto eléctrica como en el manejo de agua y residuos.

El Cpef agremia a los profesionales de instalación de paneles solares en el país que buscan alternativas de solución en lo económico y el desarrollo de competitividad a nivel nacional lo que además puede abonar a la reducción de costos operativos y la mejora de los índices de competitividad de las empresas

Comentarios

comentarios






Artículo anteriorEntregan certificaciones de habilidades blandas a 9 emprendedoras


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK