SALUD

Ex Secretaria General del PRI estatal se suma al PVEM Edoméx

 

Para continuar con el fortalecimiento de su estructura en la antesala de las elecciones de 2024, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Estado de México anunció desde Nezahualcóyotl la suma de 40 líderes y cuadros políticos encabezados por la exdiputada, Carolina Charbel Montesinos.

“Estamos muy emocionados lo que se está logrando aquí en Neza con esta suma de cuadros, pero en especial con Caro Charbel, que es una mujer que respetamos y admiramos”, destacó su dirigente estatal, José Alberto Couttolenc Buentello frente a 200 asistentes.

Arropada por el ex Secretario de Finanzas del Gobierno del Estado de México, Erasto Martínez Rojas, por el ex diputado local y federal, Cruz Juvenal Roa, por el delegado municipal del PVEM, Julio Cerecero y cuadros políticos adheridos recientemente como el Delegado Distrital del PVEM,  Héctor Pedroza Jiménez, Tanya Rebstall y Carolina Guevara, Carolina Charbel Montesinos declaró sobre su renuncia formal al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al tiempo de precisar que, con el respaldo de los liderazgos que se suman al PVEM, buscarán un aproximado de 700 mil votos para la siguiente elección.

En las últimas semanas, el Partido Verde ha adherido a diversos personajes de importante peso político en la entidad, y continuará con estas sumas con el objetivo de alcanzar más de un millón de votos para 2024 y posicionarse como segunda o tercera fuerza política en la demarcación.


 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK