SEGURIDAD

Esperan restaurantes gasto de 8 mil mdp por Día de las Madres



Este 10 de mayo, el sector restaurantero en el Estado de México espera un incremento superior al 15 por ciento en sus ventas con respecto al año anterior y una derrama económica que podría superar los 8 mil millones de pesos.

Christian Muñoz Tapia, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados en la entidad, señaló que en esta ocasión particular uno de los puntos que se tienen a favor es que se trata de un viernes que se vincula al fin de semana por lo cual el incremento de aforos se extenderá para sábado y domingo.

Los restaurantes están listos para la celebración (Foto: Archivo).

Desde desayunos hasta cenas el 10 de mayo se esperan llenos totales y gasto promedio que va desde los 200 pesos hasta superar los mil pesos en caso de comidas o cenas maridaje en restaurantes de especialidad o gourmet.

La mayor parte de los establecimientos han preparado para la ocasión promociones, regalos y menús especiales con lo que la fecha se vuelva aun mas significativa y la experiencia sea agradable para las familias.

Muñoz Tapia señaló que aun cuando no se ha logrado llegar a las cifras que se tenían en gasto antes de la pandemia los grupos de personas que llegan a los establecimientos han ido creciendo de manera gradual al pasar de 4 a 5 personas a grupos que llegan a sumar hasta 15 personas con familias extendidas.

Los temas inflacionarios fueron abarcados por la mayor parte de los establecimientos desde el inicio del año, es decir, se espera que en esta temporada fuerte no se tengan modificaciones en las cartas de los negocios.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK