POLÍTICA

Equipan aves con sensores para entender mejor la atmósfera



Se trata de la capa atmosférica dinámica más cercana a la Tierra y donde experimentamos el clima, la calidad del aire y los impactos climáticos. Las fragatas viven en regiones tropicales y habitualmente vuelan a 2.000 metros de altitud, alcanzando ocasionalmente alturas de 4.000 metros.

Un nuevo estudio muestra que las fragatas pelágicas -aves que vuelan a gran altura- equipadas con diminutos sensores pueden brindar información detallada sobre la capa límite planetaria (PBL)

La nueva investigación se presenta en la reunión anual de la AGU.

La PBL conecta la atmósfera con la superficie del océano, la tierra y el hielo. Sube y baja a lo largo del día y “muchos procesos meteorológicos y climáticos están relacionados con esa fluctuación”, dijo Ian Brosnan, científico marino del Centro de Investigación Ames de la NASA que dirigió el trabajo. “Por lo tanto, comprender la dinámica de la PBL es fundamental para responder muchas preguntas sobre el sistema Tierra”.

Las técnicas actuales generalmente se basan en mediciones terrestres o sensores remotos, pero para regiones remotas sobre los océanos, “obtener muestras in situ de cualquier tipo a escala es un desafío”, dijo Brosnan en un comunicado.

El coautor de Brosnan, el ecologista de la NASA Morgan Gilmour, utilizó anteriormente grandes fragatas cargadas de sensores para evaluar si los límites de un área marina protegida alrededor del atolón Palmyra en el Océano Pacífico protegían a los animales dentro de ella. Brosnan sospechaba que los vuelos de las fragatas estaban relacionados con el PBL; De ser así, el proyecto de Gilmore también había recolectado muestras críticas de PBL.

“Al instante pensé que las aves podrían estar viajando hasta la cima del PBL, dando la vuelta y volviendo a bajar”, dijo Brosnan. “Y probablemente también cubran un área bastante amplia”.

Para comprobar si los patrones de vuelo de las aves coincidían con las altitudes de PBL, compararon las mediciones de PBL del análisis de 2006-2019 con los vuelos de las fragatas.

Descubrieron que las alturas promedio de PBL a largo plazo en esa área coincidían muy estrechamente con los datos de altitud del ave. La corazonada de Brosnan era correcta.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY