ENTRETENIMIENTO

En 2023, el Estado de México redujo incidencia delictiva



Durante el año 2023, a nivel nacional y de acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se registró una importante disminución del 5.64 por ciento de los delitos de alto impacto, es decir, 19,636 ilícitos menos en comparación con el año 2022. Destaca que de estos, 8,655 corresponden al Estado de México, lo que significa que el 44 por ciento de la reducción total en el país se debe al decremento registrado en la entidad mexiquense, cifra muy por encima de lo aportado por cualquier otra entidad federativa. 

Estas cifras son resultado de las acciones operativas conjuntas de combate al delito en las que participan las Secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA), de Marina (SEMAR) y de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), esta última a través de Guardia Nacional (GN), la Comisión Nacional Antihomicidio (CONAHO) y la Coordinación Nacional Antisecuestro (CONASE), así como el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), además de la Secretaría de Seguridad y la Fiscalía General de Justicia, ambas del Estado de México y las policías municipales.

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz del Estado de México, encabezada por la Gobernadora Delfina Gómez Álvarez, sesiona diariamente con la participación de representantes de las Instituciones antes referidas y constituye la instancia donde se materializan las políticas públicas de coordinación en la materia.

Es importante referir que mientras la cifra nacional de incidencia de delitos para 2023 registró un incremento de 1.46 por ciento, al pasar de 2,141,978 en el año 2022 a 2,173,220 de delitos cometidos, la del Estado de México presenta un decremento sustancial del 2.93 por ciento, al pasar de 397,513 a 385,853, es decir 11,660 delitos menos en el mismo periodo.

Lo anterior en un marcado contraste con las entidades circunvecinas de la entidad mexiquense que, a excepción de Tlaxcala, presentan incrementos en su tasa total de delitos en los siguientes porcentajes: Hidalgo con 8.82 por ciento, Querétaro con 8.09, Michoacán con 5.46, Morelos con 4.68, Ciudad de México con 0.79, Guerrero con 0.30 y Puebla con 0.18 puntos porcentuales.

Cuando se relaciona la incidencia con la población se obtiene el indicador per cápita, lo que representa la posibilidad de una persona para ser víctima de un delito. Para el Estado de México la tasa es de 0.022 ilícitos por lo que es más seguro vivir en territorio mexiquense que en Colima que tiene una tasa de 0.034, Baja California con 0.032, Quintana Roo con 0.030, Aguascalientes con 0.028, Baja California Sur con 0.027 ó Querétaro que registra 0.026, Ciudad de México 0.026, Campeche 0.025, Guanajuato 0.023.

A manera de ejemplo, los estados de México y Morelos tienen la misma tasa de delitos por habitante, pero la diferencia poblacional entre estos es de 15,829,602 de personas.

En el análisis por delito, se observa que el feminicidio presentó una reducción de 132 hechos delictivos a nivel nacional de los cuales, nuevamente el Estado de México aporta el mayor porcentaje en esta reducción con 37.1 por ciento, es decir 49 feminicidios menos. 

Contrario al feminicidio, el homicidio doloso de mujer no se contabiliza a nivel nacional como delito según los lineamientos del SESNSP, ya que solo se contabilizan víctimas, no obstante, la Fiscalía en el Estado de México si realiza un conteo y análisis específico de este delito. Por lo que se está en condiciones de advertir un incremento del 10.79 por ciento respecto a 2022, este fue por segundo año consecutivo superior a 10 puntos porcentuales. A pesar de ello, la tendencia histórica permanece a la baja.

Para contener las muertes violentas de mujeres y específicamente las ocasionadas por homicidio doloso, la Fiscalía realiza en conjunto con la SSPC CONAHO, un análisis contextual de este delito con perspectiva de género para identificar diversos factores que contribuyen al fenómeno y diseñar la política pública correspondiente.

En cuanto al homicidio doloso, los registros del SESNSP muestran una disminución a nivel nacional y en la entidad mexiquense. Destaca que el Estado de México mantiene un comportamiento a la baja por cuarto año consecutivo, a pesar de situarse en segundo lugar a nivel nacional en términos absolutos con 2,254 delitos contra 2,581 del estado de Guanajuato que ocupa el primer lugar, ello con prácticamente dos tercios menos de la población del Estado de México y es precisamente debido a la tasa de homicidios en relación al factor poblacional que nuestra entidad se ubica en el lugar 16 con una tasa de 12.57 delitos por cada cien mil habitantes,  por debajo de la media nacional que es de 19.26.

A nivel nacional, el homicidio doloso registra un decremento del 3.84 por ciento al pasar de 26,279 homicidios en 2022 a 25,271 en 2023. Entidades circunvecinas como Morelos, Guerrero, Ciudad de México y Querétaro registran incremento en este delito.

Estos resultados se alcanzan con la estrecha coordinación de la Fiscalía Estatal con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México a través de la CONAHO y la CONASE dentro de la Estrategia Nacional para la Atención y Disminución de este delito así como de los feminicidios, la cual establece el desarrollo de grupos de acción específicos interinstitucionales.

Ahora bien, y al pasar al análisis estrictamente local, en 2023 se alcanzaron disminuciones históricas para el Estado de México en delitos de alto impacto como feminicidio, secuestro y extorsión, tomando en consideración la incidencia registrada desde diciembre de 2016, cuando se creó la Fiscalía.

En este orden de ideas en el año que acaba de concluir, el feminicidio presenta un decremento de 35.51 por ciento, cifra que nunca se había alcanzado. Adicionalmente en diciembre se registró la incidencia más baja con 3 eventos delictivos, lo cual no sucedía desde marzo de 2018.

Por otra parte, durante este periodo el delito de secuestro registró un decremento de 25.0 por ciento respecto al 2022, es decir pasó de 92 en 2022 a 69 en 2023, comportamiento consistente al del fuero federal, que también es a la baja y que, según datos del SESNSP durante el año pasado se iniciaron únicamente 10 investigaciones. La tendencia a la baja de este delito ha sido marcada desde el 2020.

Mención especial merece el delito de extorsión, que a nivel nacional presenta una disminución del 0.10 por ciento. Destaca que por primera vez en cinco años, el Estado de México presenta una disminución en la comisión del delito, toda vez que para este año y con respecto al 2022 hay un decremento del 3.44 por ciento, con 4,010 eventos de los cuales sólo el 25 por ciento son presenciales.

Si bien la disminución en este delito es resultado de las acciones coordinadas emprendidas con el gobierno federal, lo deseable es un mayor margen de éxito, toda vez que nuestra entidad ocupa el primer lugar en términos absolutos y relativos en la comisión de éste. 

Cabe resaltar que tal y como sucede con el homicidio doloso, la extorsión disminuye en el Edomex y el índice aumenta en cuatro entidades vecinas incluyendo la Ciudad de México donde el incremento es de 37.68 por ciento y Michoacán que registró el mayor incremento a nivel nacional con 270.77 por ciento.

La diferencia de las cifras registradas por cada entidad federativa respecto a este delito, ponen de manifiesto que no se contabilizan de la misma manera lo que ocasiona un subregistro e impacta en la cifra negra de este delito que según datos de ENVIPE 2023 es del 97.4 por ciento, por lo que es necesario homologar la forma en la que se registra y cuenta la extorsión en el país con la finalidad de contar con información precisa para la persecución del delito. 

El robo con violencia en sus diferentes modalidades también presenta un decremento del 11.44 por ciento en relación al año 2022. De este rubro, el robo con violencia a casa habitación es el que más disminuye con un 18.67 por ciento, seguido del robo con violencia a transeúnte con 15.44 por ciento, el robo con violencia al transporte público con un 14.39 por ciento, el robo con violencia a negocio con 11.24 por ciento y el robo al transporte de carga con un 8.69 por ciento. 

Respecto al delito de robo de vehículo con violencia, durante el último año registró un decremento del 7.48 por ciento, comportamiento que se ha mantenido durante los últimos cinco años, tras su incremento en el 2018 con 15.49 puntos porcentuales, respecto al 2017.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK SEO BACKLINK