EDUCACIÓN

El campo mexiquense pierde mano de obra en sector floricultor



Ante la falta de mano de obra en el campo mexiquense, dentro del sector floricultor, la secretaria del Campo, María Eugenia Rojano informó que estarán trabajando en fortalecer la tecnificación en el campo, para aliviar la falta de mano de obra, sin embargo tendrá que ser de manera conjunta con los productores y los campesinos, sobre dónde se estaría ubicando.

Floricultores mexiquenses (Foto: redes SeCampo).

La funcionaria reconoció que hay traslado de mano de obra de otros municipios hacia aquellos que son productores de flores.

“Siempre, sobre todo en la flor de corte siempre han traído gente, la mayoría son de otros municipios y de otros estados cercanos, son los que llegan a trabajar en el corte, pero ya estaremos aterrizando el tema con ellos, para poder ubicar cómo vamos a impulsar ese apoyo de manera mutua”.

Esta falta de mano de obra, de acuerdo con la secretaria, se debe a muchos factores, por ejemplo los jóvenes no se dedican tanto al sector, y son adultos o adultos mayores los que trabajan en el sector, ya que cuando estudian los jóvenes, la mayoría no regresa al campo; pero también tienen que ver con problemas de salud que estén dejando de trabajar en los campos, ya sea en los viveros o donde se produce la flor de corte.

Finalmente señaló que si bien, no existe un porcentaje como tal de cuánta mano de obra se ha perdido, sí tienen claro que hay una afectación en general de los cultivos, que es en un 30% contando tomando en cuenta los factores climáticos y la falta de mano de obra.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS BACKLINKTOOLS