DINERO

Detienen a tres posibles implicados en el delito de homicidio en Nezahualcóyotl






La Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) y la Policía Municipal lograron la detención de tres hombres, uno de ellos menor de edad, por su presunta participación en un caso de homicidio. La acción se llevó a cabo en el marco del «Despliegue Operativo Blindaje Metropolitano».

Entre los detenidos hay un menor de edad; al parecer los sospechosos se dedican al robo de unidades. (Foto: Especial)

La intervención policial se produjo luego de recibir un llamado de auxilio por parte de agentes municipales que perseguían un vehículo Volkswagen rojo que se negaba a detenerse. Tras una persecución, lograron interceptar el automóvil en la colonia Benito Juárez, donde encontraron a una persona maniatada y sin vida en la parte trasera del vehículo, con evidentes signos de tortura.

Los detenidos, identificados como José «N» de 27 años, Fernando «N» de 38 y un adolescente de 16 años, fueron capturados en el lugar de los hechos. Se les incautó un arma de fuego calibre 22 milímetros, cargada con varios cartuchos útiles. Posteriormente, fueron remitidos a la Fiscalía Especializada en Homicidios en Nezahualcóyotl para continuar con las investigaciones correspondientes y determinar su situación legal.

La investigación sigue en curso, incluyendo la búsqueda de una mujer que logró escapar durante la persecución. Según las primeras indagatorias, los sospechosos presuntamente están involucrados en el robo de automóviles de plataforma, y la víctima del homicidio era el chofer del vehículo. Las autoridades continuarán ampliando las averiguaciones para esclarecer completamente el caso.

Comentarios

comentarios






Artículo anterior70 años de prisión a cuatro individuos por secuestro en Ecatepec


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK