SALUD

DESPERDICIAR AGUA DURANTE LOS DÍAS SANTOS, CONLLEVARÁ MULTAS POR MÁS DE 2 MIL PESOS EN TLALNEPANTLA

● Quien sea sorprendido tirando o desaprovechando el agua durante el “Sábado de Gloria”, será acreedor a una sanción

Tlalnepantla de Baz, Estado de México, a 29 de marzo de 2024.- Ante la crisis hídrica por la que atraviesa el Municipio, así como el Valle de México y la CDMX, se recomienda hacer conciencia sobre el uso racional del agua, con la finalidad que este sábado de Gloria no se desperdicie el vital liquido.

El Gobierno de Tlalnepantla impondrá multas a quienes desperdicien agua potable al equivalente de 20 a 50 UMA, es decir, de 2 mil 171 a 5 mil 428 pesos, principalmente el sábado de Gloria, que es el día donde se tira más agua.

Se exhorta a la ciudadanía a cuidar el vital líquido y así evitar incurrir en esta falta, la cual es considerada una infracción contra el medio ambiente y el entorno urbano.

Se recomienda revisar regularmente las instalaciones hidrosanitarias para detectar goteras y fugas; colocar una cubeta mientras sale el agua caliente de la regadera; enjuagarse los dientes con un vaso del líquido, así como limpiar pisos, paredes y vidrios con dos cubetas de agua.

Además: no lavar el automóvil o banqueta con manguera sino con una cubeta de agua; si se utiliza lavadora que sea sólo para cargas completas, lo cual permite ahorrar el líquido y energía eléctrica.

Con la finalidad de resguardar y cuidar el preciado líquido para uso de todos los tlalnepantlenses, se ponen a su disposición, para cualquier denuncia el número 55 5321 0840 o bien, las redes sociales oficiales @GobTlalne.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK