MEDIO AMBIENTE

Designa Asamblea General de Asociados del Colegio Mexiquense a académicos para la junta de gobierno



El secretario de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación del gobierno del Estado de México, Miguel Ángel Hernández Espejel, refrendó el respaldo de la dependencia a El Colegio Mexiquense.

En sesión que abrió con un mensaje del secretario de Educación, se aprobó la designación de Gloria Del Castillo Alemán, Karen Kovacs, Ana Lau Jaiven y Carlos Alfonso Ledesma Ibarra.

Al inicio de la sesión de la Asamblea General de Asociados -máximo órgano de gobierno de la institución-, de la que es presidente, emitió un mensaje de apertura en el que dijo que la gestión del doctor Raymundo César Martínez García será ejemplar.

Luego del mensaje, se dio paso al cumplimiento del orden del día, cuyo punto más relevante fue la designación de cuatro destacados académicos como integrantes de la Junta de Gobierno.

Hernández Espejel señaló que los estatutos de El Colegio Mexiquense disponen que los integrantes de la Junta de Gobierno deben distinguirse por la excelencia académica.

En esos términos, la Asamblea General de Asociados designó para un periodo de dos años a Gloria Del Castillo Alemán, quien es directora general de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso)-México, y al historiador Carlos Alfonso Lesdesma Ibarra, profesor-investigador de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, quien es también cronista de la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

Asimismo, a Ana Lau Jaiven, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, y a Karen Kovacs Strumpfner, consultora en innovación educativa.

En sesión realizada de manera híbrida con la participación de Miguel Adolfo Guajardo Mendoza, encargado de la secretaría general, en el desahogo de los asuntos, el presidente de El Colegio Mexiquense, Raymundo César Martínez García, agradeció el respaldo de la Asamblea General de Asociados al aprobar la designación de los cuatro integrantes de la Junta y el respaldo del titular de la Secretaría de Educación estatal.

En la primera sesión del máximo órgano de gobierno que se lleva a cabo en el periodo de su presidencia, Martínez García afirmó que velará por el cumplimiento de las tareas sustantivas de la institución, la cual se encamina a cumplir 38 años de haber sido constituida.

Así, dijo, se trabaja cotidianamente en dar pertinencia social a la investigación y en contribuir a resolver las necesidades de la población; de la misma manera, compartir los resultados de la generación de conocimientos con la sociedad y los tomadores de decisiones.

Destacó los perfiles académicos de quienes se integrarán a la Junta en cargos que son honorarios, gratuitos y a título personal, al igual que su visión progresista para imaginar y contribuir a que se incrementen la eficiencia, la calidad y el crecimiento de El Colegio Mexiquense.

La Junta de Gobierno está constituida por el presidente de El Colegio y por los académicos Gloria Del Castillo Alemán, Carlos Garrocho Rangel, Manuel González Oropeza, Karen Kovacs Strumpfner, Carlos Alfonso Ledesma Ibarra y Ana Lau Jaiven.

En tanto, la Asamblea General de Asociados está integrada por el titular de la Secretaría de Educación estatal -que la preside-, el subsecretario de Educación Superior de la SEP, el rector de la UAEMéx, la presidenta de El Colegio de México y los presidentes municipales de Toluca y Zinacantepec, como asociados permanentes, y como asociados temporales la presidenta municipal de Tecámac y el presidente municipal de Sultepec.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK