POLÍTICA

Desarrollan tecnología para producir zarzamora con alta calidad genética



Un grupo multidisciplinario del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) desarrolla tecnología para producir plantas de zarzamora con alta calidad genética en laboratorios de cultivo de tejidos y viveros, destacó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

La innovación se enfoca en la atención a los problemas fitosanitarios con mayor impacto de deterioro en las plantaciones, como la presencia del hongo Fusarium oxysporum, resaltó la Secretaría de Agricultura (Foto: Especial).

Resaltó que esta alternativa permitirá rescatar y elevar la productividad en los huertos de zarzamora, un fruto rico en vitaminas (A, B1, B2, C y E), minerales (potasio, fósforos, hierro, sodio, magnesio, manganeso, selenio, zinc, cobre y calcio), ácido fólico y niacina.

Incluso, la dependencia federal apuntó que esta tecnología pueda ser certificada como requisito antes de ser ofertada a los productores de nuestro país.

El proyecto es en respuesta a la falta de una regulación oficial en México para la producción y comercialización de planta de zarzamora, lo que pone en evidencia la calidad de lo que ofrecen los viveristas, apuntó.

Además, indicó que el desarrollo se enfoca en la implementación y la adopción de innovaciones tecnológicas de bajo impacto ambiental y en la atención en los problemas fitosanitarios con mayor impacto de deterioro en las plantaciones, como la presencia y alta severidad de la marchitez y secadera de plantas causada por el hongo Fusarium oxysporum.

Señaló que este hongo ha ocasionado la muerte de plantas en aproximadamente el 50 por ciento de la superficie cultivada en la región de Los Reyes, Michoacán, y está presente en la mayoría de las huertas restantes y en otras regiones productoras del estado y entidades vecinas de la región centro-occidente del país.

Al respecto, el especialista del Centro de Investigación Regional Pacífico (CIRPAC) del INIFAP, Víctor Manuel Coria Avalos, opinó que la renovación de las plantas de zarzamora se deberá realizar con variedades de vanguardia que muestren ventajas competitivas por su adaptación a las condiciones de clima y suelo de las regiones productoras.

Lo anterior en conjunto con la alta calidad organoléptica, el buen rendimiento de fruta y la resistencia a la enfermedad, expuso el investigador de ese organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura.

PUBLICIDAD

Es por ello que la producción de planta de alta calidad –a partir de raíces o estacas tomadas de plantas provenientes de variedades registradas ante el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS)– resulta imprescindible para el desarrollo sostenible en los viveros y como insumo estratégico para el éxito en las plantaciones comerciales, enfatizó.

Al referirse a la producción de plantas de zarzamora in vitro, Coria Avalos consideró que es fundamental revisar con el máximo rigor sanitario el material vegetal utilizado antes de establecerlo en un medio de cultivo específico.

Y para realizar una adecuada selección de las plantas madre, indicó que es necesario considerar tener un buen desarrollo de la planta, altamente productiva y tolerante a enfermedades, condiciones de salud, evitar plantas enfermas a su alrededor y pertenecer a las primeras dos generaciones filiales para evitar recambios genéticos.

Sin embargo, el especialista expuso que la selección de material para siembra proveniente de plantas madre que parecen sanas en el campo, pero están infectadas, pueden diseminar la enfermedad y hacer fracasar cualquier proyecto de producción de plantas.

Es importante que los productores o viveristas tengan documentada la forma en que realizan las actividades durante el proceso de producción para las nuevas plantas de zarzamora, lo que proporcionará mayor probabilidad de éxito, recomendó.

La zarzamora es también un recurso biológico fundamental y muy interesante para la vida silvestre, pues ofrece un valor nutricional enorme a las aves y a los insectos porque cuenta con azúcar, vitamina C y otros oligoelementos.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY CIHUY