DINERO

Debate, victorias y derrotas



El domingo por la noche tuvimos debate entre las dos candidatas y el candidato a la presidencia de la república. Las tres candidaturas presidenciales se reunieron en el INE para celebrar ese primer debate.

Ya algunas encuestas han dado a conocer la percepción social y ciudadana acerca de victorias y derrotas.

Como se esperaba, Claudia Sheinbaum administró su ventaja en las encuestas, mientras Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Maynez salieron a la cacería de la puntera. Y no lo lograron.

La mayoría de los analistas, que prefieren no comprometer su opinión, dicen que no hubo ganadores ni perdedores. En realidad, si los hubo, especialmente los candidatos de la oposición que no pudieron hacer mella en la candidata del oficialismo, que salió del debate tan tranquila como llegó.

Y claro, el formato del debate sigue sin convencer. Tan esa así, que lo más comentado fue la sonrisa y la dentadura del candidato Maynez. Hubo más memes del emecista que comentarios sobre los planteamientos y proyectos de las tres candidaturas.

Además, no hubo nada nuevo. Los proyectos que se esbozaron los hemos escuchado los últimos 30 años, con sus matices y visiones personales, pero con los mismos ejes.

Vienen dos debates por delante. No hay mucho que esperar.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK