POLÍTICA

De nuevo, contaminados



Desde hace más de una década, Toluca padece de altos niveles de contaminación en esta época del año.

Este primero de enero rebasamos los 375 puntos de contaminación y no parece que hayamos comprendido los daños ambientales y a la salud que significan prácticas como la quema de llantas, las fogatas y los anafres. Tampoco el impacto que tiene el excesivo uso de los artificios pirotécnicos.

Es claro que cambiar costumbres como estas toma mucho tiempo. Que crear conciencia es una tarea titánica. Y que no nos ponemos límites, además de que nadie se ocupa de las sanciones.

Sí, tal vez la convivencia pueda darse alrededor del fuego, pero cuando este se prolonga por demasiadas horas, termina por pasar factura. Tal vez la convivencia requiere del estallido de los cohetes y cohetones o de las luces de la pólvora encendida, pero cuando se queman kilos y kilos de material pirotécnico, también termina por tener un costo.

El valle de Toluca cubierto de una espesa capa de humo, la pérdida de la salud de los más sensibles a las sustancias contaminantes, su efecto en el ambiente, necesitan más acciones de todos, Empezando por cada uno de nosotros, pero también del gobierno. Porque no bastan las contingencias ambientales.

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS REBOS