SALUD

Crisis hídrica en Rayón: ciudadanos denuncian desperdicio de agua

En el municipio de Rayón, Estado de México, los ciudadanos expresan su preocupación por la falta de atención del Gobierno municipal ante el desperdicio de agua en diversas áreas locales.

Desperdicio persistente

Los residentes señalan que en lugares como la deportiva municipal, existe una fuga de agua que ha perdurado durante años. A pesar de reportarla en múltiples ocasiones, las autoridades solo responden que carecen de refacciones y que no les compete solucionar el problema.
No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Escasez en las colonias

En la colonia La Frontera, los habitantes enfrentan semanas de escasez de agua. Aunque agradecen las medidas de ahorro propuestas, como la racionalización del suministro, aún deben recurrir al acarreo de agua desde el centro del municipio debido a la falta de este recurso básico en sus hogares.

Llamado a la acción

Ante esta situación, los ciudadanos de Rayón hacen un llamado urgente a las autoridades municipales para que aborden de manera inmediata la crisis hídrica que enfrenta la localidad. La atención pronta y efectiva es crucial para garantizar el acceso equitativo al agua y prevenir mayores desperdicios en el futuro.

Puede ser una imagen de 1 persona, iluminación y césped


 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK