MEDIO AMBIENTE

Continúan los filtros y rondines en Texcaltitlán tras riña; piden dar con personas no localizadas



A seis días de haberse registrado un enfrentamiento entre pobladores de la comunidad de Texcapilla en el municipio de Texcaltitlán integrantes del crimen organizado, vecinos de la zona reportan que aún existen 20 personas no localizadas; sin embargo, autoridades del estado de México, no han confirmado la cifra.

(Foto: Sonia Vilchis).

En el lugar aún se percibe el miedo de la población que a cuentagotas comienza a salir a la comunidad, e incluso existen algunos productores de jitomate y tomate que han comenzado a regalar su cosecha, pues sus dueños abandonaron la región por miedo. 

En este punto del Estado de México, aún continúa la presencia de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Seguridad del Estado de México, quienes llevan a cabo filtros carreteros y rondines por la comunidad. 

A decir de los vecinos de las personas no localizadas, no tienen información sobre su estado de salud, por lo que temen por su integridad. 

(Foto: Sonia Vilchis).

Es por ello que por temor piden que las autoridades en materia de seguridad no salgan de la región. 

Hay que mencionar que en el campo donde se llevó a cabo el enfrentamiento aún quedan restos de la tragedia, que dejó un saldo de 14 personas muertas. 

(Foto: Sonia Vilchis).

Pues aún se observan restos de sangre, ropa quemada y cintas de acordonamiento. 

Comentarios

comentarios

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button

GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK GASRUK